Julio 16, 2024
Clima
8°c Máxima
8°c Mínima

COMENTARIO A TIEMPO

EL REY PROPONE Y EL CONGRESO DISPONE

Por Teodoro Rentería Arróyave

Para miércoles 23 de agosto de 2023

No obstante que al líder del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, cuyo instituto político fue el más votado en las últimas elecciones adelantadas de España del 23 de julio pasado, no le alcanzan los votos de las cortes, el rey Felipe VI lo designó como candidato a la investidura presidencial.

En efecto, el monarca no ha sorprendido al encargar al jefe del PP que se someta al examen parlamentario, aunque no tiene la mínima opción para ser presidente, aunque aclara o argumenta que hace la encomienda al líder de los populares por la “costumbre” de proponer al candidato con más escaños -137-. De antemano, en el Palacio de la Zarzuela se sabe “que el Rey propone y el congreso dispone” de no suceder algún malabarismo político de último momento, que por ahora no se vislumbra.

Desde luego todo ocurrió con el boato de rigor, el rey Felipe VI recibió al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, en la última de sus siete entrevistas con dirigentes políticos antes de decidir qué candidato propondrá para que se someta en el Congreso a la investidura como presidente del Gobierno, ello ocurrió en la víspera.

Así será: “de acuerdo con la costumbre”, Feijoo, en primera instancia se someterá al examen parlamentario, aunque repetimos, no tiene ninguna opción de resultar elegido porque no podrá reunir más de los 172 apoyos ya atados por el actual presidente Pedro Sánchez del Partido Socialista Obrero Español, PSOE.

La razón esgrimida por Felipe VI, tiene un antecedente desfavorable en la XI Legislatura, cuando en las elecciones de 2015 se tuvieron las condiciones de ahora. El entonces líder del PP, Mariano Rajoy de plano declinó el encargo real.

Todo lo anterior está más que sabido, sin embargo, la Casa Real en un comunicado informó que “el procedimiento de consultas llevado a cabo por Su Majestad el Rey no se ha constatado, al día de hoy, la existencia de una mayoría suficiente para la investidura que, en su caso, hiciera decaer esta costumbre”, es decir sólo obedece a “la costumbre”

El antecedente es que este lunes, cuando arrancó la ronda de consultas del jefe del Estado con los dirigentes políticos de siete formaciones: Unión del Pueblo Navarro, Coalición Canaria, Partido Nacionalista Vasco, PNV; Movimiento Sumar, Vox, PSOE y PP-, los socialistas ya trasladaron el mensaje de que Pedro Sánchez no competiría con el jefe de los conservadores por ir antes a la investidura.

Algo que el propio presidente expresó al monarca en su reunión de este martes, en la que se postuló para la investidura y en la que remarcó, no obstante, que solo hay una “mayoría parlamentaria posible”, la encabezada por él mismo, pero que si Feijóo quería “darse de bruces” y quedar derrotado una vez más, estaba “en su derecho”.

Por cierto, Feijóo, en rueda de prensa, dio a conocer, con cuentas alegres, que cuenta con el apoyo de 172 diputados de cuatro partidos (PP, Vox, UPN y CC) y en esas condiciones es su “deber” acudir a la investidura. Y más necio insistió en que debe seguir siendo condición “inexcusable” para aspirar a ser presidente del Gobierno por ser el candidato más votado y agradeció el apoyo explícito de esas cuatro formaciones para un Ejecutivo “en solitario”.

Las cuentas alegres de Feijóo quedaron más que probadas, el PNV con 5 escaños, reiteró que no está dispuesto a avalar a Feijóo porque en esa ecuación es fundamental el concurso de la ultraderecha. Así, la investidura de Feijóo está abocada al fracaso.

Qué manera de perder el tiempo: EL REY PROPONE Y EL CONGRESO DISPONE.