Octubre 30, 2020
Clima
7°c Máxima
7°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Columna Horizonte Mexiquense

Otra vez la UAEM en el ojo del huracán

Dentro de la vida institucional de la máxima casa de estudios del Estado de México se ha desarrollado una serie de controversias que denotan los intereses grupales y políticos antes que el interés por encumbrar el nombre y prestigio de la UAEM.

Para nadie es secreto que a lo largo de su gestión, el michoacano Alfredo Barrera Baca ha tenido que remar siempre a contracorriente y no solo por los ataques externos de diputados que quieren tener su coto de poder al interior, sino del famoso fuego amigo desde el interior de su administración, con gente acostumbrada a vivir cómodamente del presupuesto universitario y hacer de esta institución su reinado, apoyados muchas veces por determinados actores políticos que disfrazan sus mórbidos sueños de poder y riquezas bajo legaloides argumentos para violar la autonomía universitaria.

En el juego ya no solo entran actores políticos, sino que se ventilan los asuntos propios del interior en los medios de comunicación causando una vulnerabilidad en la imagen y, lo peor, atrayendo el desorden y la anarquía, mismos que ocasionaron desorden y toma de instalaciones.

Catedráticos acostumbrados a dominar y manipular para seguir con su imperio, hablando mal de su alma mater, sin valor moral para hacerlo pero con la certeza de conseguir la ampliación de sus ritmos de vida, esto ha lesionado en gran manera el prestigio de la UAEM y parece ser ese el objetivo primordial de los detractores de la actual administración, sin importar, claro está, el alumnado.

Hoy el tema es otro, es por una lucha de poderes, uno (el rector) a la defensa de la autonomía y la necesidad de reformas a la Ley, otros (diputados de Morena) para imponer a un elemento que legalmente fue nombrado por la LX Legislatura en apego a la ley, pero que en la práctica no existe una definición específica de las labores que un contralor interno debe realizar en la UAEM.

Tan importante es el tema que el propio líder de la Jucopo, Maurilio Hernández hizo declaraciones al respecto y en boletín oficial la legislatura se pronunció en contra de la postura del rector, aunque en ese comunicado se utiliza la especulación al acusar deliberadamente de cosas que deberán probar al rector por la autoridad correspondiente y que dicho sea de paso rebasa la responsabilidad de la investidura legislativa de la cabeza de la Junta de Coordinación política, por no decir que esa aseveración muestra un bajo nivel.

Maurilio Hernández, según el comunicado oficial dice (cito textual) “No sé si algo ocultan, ¿por qué se niegan a que entre un Contralor que no está a su modo? Porque algo ocultan, esa es la conclusión a la que llego, acusó el también líder de la bancada de Morena.”

En el argot político se dice que quien acusa está obligado a comprobar, así que le queda una tarea importante al diputado de Morena que también amenazó con dar parte a la Fiscalía (cito nuevamente el comunicado) “Están incurriendo en un desacato, el rector y las autoridades universitarias, y esto implica dos medidas; una de carácter penal, que se puede acudir ante la Fiscalía por el desacato, y otra de carácter administrativo”

De que va a entrar el nuevo contralor  Victorino Barrios es un asunto legal que deberá acatarse, de que es necesario llenar las lagunas legales para sus funciones también es cierto, pues por lógica elemental, nadie contrata a una persona que no sabe qué va a hacer.

Es irremediable el diálogo y la concordia entre la autoridad universitaria y la LX  Legislatura pues la Reforma y la autonomía no están peleadas, solo es cuestión del ejercicio adecuado de la política y la observancia de las leyes vigentes y si es necesaria una reforma, existe para ello el poder legislativo, para ayudar en este tema, no para inmiscuirse en la vida de la UAEM solamente.

Ya los asuntos de la aprobación presupuestal para la UAEM, el relevo en la rectoría y la aplicación de programas para ayudar a los estudiantes en esta ´poca de crisis sanitaria, así como los planes de estudio no son tan importantes para la legislatura, solo lograr que entre el contralor y punto.