Septiembre 20, 2019
Clima
18°c Máxima
13°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Cerca el Guadalupe-Reyes; algunos tips para que no te mortifiques.

IMPULSO/ Israel Guevara

Como diría Beto “el boticario”,ahora si llego la hora chimenguenchona, la hora cuchi cuchi. Se acercan las grandes fiestas y celebraciones más esperadas por muchos en todo el año, donde la convivencia con los amigos y la familia es lo más importante, y eso si, no podía faltar el lucirnos con las preparaciones gastronómicas tradicionales, disfrutar de los deliciosos postres y dulces y tú ya estás mortificado porque vas a subir de peso y en una de tus uvas de fin de año será, ahora si, perder esos kilos de más.

Y, ¿por qué no empezar desde hoy?, ¿por qué no dejar de ver un peso saludable como un propósito, como un reto y mejor verlo como un estilo de vida? El ser saludable no es algo pasajero, o al menos no debería ser así, mucho menos verlo como un reto sino como un compromiso por agregarle calidad a tu vida, el alejarte de un sin fin de alteraciones y enfermedades debe ser algo que esté en tus manos y que puedas sobrellevar sin verlo como algo imposible.

¿Qué puedo hacer? Aquí una lista de ciertos puntos claves que si los cumples en tu día a día no tendrás que sentir remordimiento alguno para degustar de los festines que están a la vuelta de la esquina.

1.- ¡Actívate! Nunca es demasiado tarde para comenzar a hacer algo de ejercicio físico, sal a caminar, a trotar, andar en bicicleta, o que mejor, inscríbete a un gimnasio o club deportivo donde te asesoren para realizar una rutina de ejercicio que vaya de acuerdo a tus objetivos o condición actual. Recuerda, cada objetivo es específico, por ende el trabajo debe ser distinto, jamás imites lo que hace tu vecina, tía, entrenador, ídolo…solamente tu decides.

2.- Evita los excesos. Todos sabemos lo que es evidente, los postres, las golosinas, las bebidas azucaradas, y demás no siempre son la mejor opción, pero no quiere decir que si los consumes vas a terminar con diabetes u obesidad de manera instantánea. No es así, siempre lo que va a predecir tu estado de salud general y tu composición corporal son los hábitos que tengas, lo que predomine. Por ejemplo, si eres una persona activa, que a lo largo del día prefiere alimentos más saludables y se hidrata de manera adecuada y se come de repente un postre o golosina, pues nada malo podrá pasar. Pero, si tienes unos hábitos que evidentemente no son los mejores y crees que por estacionar el carro lo más lejos posible de la entrada del centro comercial para caminar y entrar al cine por las deliciosas palomitas, nachos, hot dogs y demás, pues no servirá en lo absoluto.

3.- Si eres una persona con buenos hábitos, no los dejes de manera tajante. Debes de ser constante, no por el hecho de ser una temporada donde vendrá el descanso, vacaciones y mucha convivencia debes de dejar la práctica de ejercicio o empezar a mal pasarte con la comida. Recuerda, ya eres una persona constante y comprometida, únicamente debes encontrar ese balance, escuchar a tu cuerpo y no sentirte culpable de nada. Ya vas de gane, no necesitarás empezar todo de nuevo.

4.- No necesitas abusar del alcohol para pasarla bien, la finalidad de las bebidas alcohólicas es deleitar tu paladar, disfrutarlo de un sin fin de maneras, acompañarlas con distintas preparaciones gastronómicas. Es mucho más recomendable y saludable beber aquellas que sean fermentadas, como los vinos o la cerveza. Ya que su porcentaje de alcohol es menor y contienen más nutrientes que aquellas destiladas.

5.- Deja de poner excusas, mejora tu actitud. Está comprobado que por lo menos un 85% de los casos de éxito, éxito en lo que sea se debe a una actitud que te permita afrontar cualquier situación. La esencia de la nutrición no es que se te prive de comida, al contrario, involucra todo un contexto cultura, social e inclusive religioso, cada uno respetable, no mejor ni peor, únicamente distinto pero hay que saber afrontar de manera inteligente y coherente, no hay como promover un estado de nutrición óptimo que te permita llegar a cierta edad con una calidad de vida digna. Cuidarte día a día es el mejor regalo que le puedes devolver a tu cuerpo, y no necesitas dárselo solamente una vez al año.

6.- Invierte en tu salud, no gastes en ella, invierte. Acércate a un especialista en nutrición, siempre asesórate con un experto. Él, tiene como responsabilidad brindarte información útil; reciente, libre de conflictos de interés, personalizada para tu condición actual, con apego a una evidencia científica que te permita gozar de un estado de salud óptimo, así es, no solamente bueno, óptimo. Como alguna vez dijo (más bien predijo) Thomas Alva Edisson: “El médico del futuro no tratará al cuerpo humano con medicamentos, más bien curará y prevendrá las enfermedades con la nutrición”. No es coincidencia que las principales causas de muerte a nivel actual hoy en día estén relacionadas de manera directa con la nutrición. Aún con tantos medicamentos disponibles.

Con esto, sería suficiente para que comiences el día de hoy a comprometerte y devolverle lo mínimo que le puedes ofrecer a tu cuerpo: un estilo de vida que te permita disfrutar de todo aquello que no te permite las condiciones a las que estarías predisponiéndote si es que sigues poniendo excusas, el mañana no existe, hoy es un regalo, por eso se llama presente. Así que haz tu parte, ama y vive la vida.

 

Israel Guevara
Nutriólogo y apasionado estudiante de nutrición, emprendedor y visionario por convicción, amante del ejercicio físico y enemigo público de la desinformación.