Abril 8, 2020
Clima
23°c Máxima
20°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Caen deportaciones de centroamericanos con AMLO

IMPULSO/ Agencia SUN

SAN JOSÉ, Costa Rica

Un recuento preliminar de Guatemala de las deportaciones terrestres de centroamericanos en el primer cuatrimestre de gobierno del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, registró una baja. Se contabilizó un promedio diario de 82 menos expulsados de suelo mexicano a territorio guatemalteco, al llegar a 213 por día, en comparación con los 295 cada 24 horas en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

El dato, que el Instituto Guatemalteco de Migración (IGM) dio este martes a EL UNIVERSAL, se basó en estadísticas parciales de expulsiones de guatemaltecos, hondureños, salvadoreños y nicaragüenses del 1 de diciembre de 2012, cuando Peña Nieto inició su gobierno, al 25 de marzo de 2019, seis días antes de cerrar el primer cuatrimestre de López Obrador. El número de expulsados por tierra de México a Guatemala llegó a 25 mil 830 del 1 de diciembre de 2018 al 25 de marzo anterior, con un promedio diario de 213 personas, que correspondió a 121 de los 127 días del primer cuatrimestre de López Obrador y cuyo conteo actualizado está pendiente por el IGM.

El total de deportados durante los seis años o 2 mil 191 días de Peña Nieto fue de 646 mil 428, para 295 diarios, según el instituto. Los totales del anterior gobierno mexicano fueron de 3 mil 117 en diciembre de 2012; 77 mil 395 en 2013; 114 mil 9 en 2014; 158 mil 789 en 2015; 128 mil 294 en 2016; 72 mil 128 en 2017 y 92 mil 696 de enero a noviembre de 2018. Los registros de deportaciones de centroamericanos de México a Guatemala en el actual gobierno fueron de 5 mil 437 en diciembre de 2018 y en 2019 se reportaron 5 mil 631 en enero, 8 mil 8 en febrero y 6 mil 754 al 25 de marzo.

El total parcial del IGM del primer trimestre de 2019 es de 20 mil 393, menor al primer trimestre de años precedentes: 23 mil 820 en 2018; 10 mil 607 en 2017 y 28 mil 306, en 2016.

Las cifras mayores son de originarios de Honduras, Guatemala y El Salvador, fuente de una masiva migración irregular, vía México, a Estados Unidos, y las menores de Nicaragua. El informe mostró que EU aumentó las deportaciones aéreas de guatemaltecos en 2019, lo que coincidió con el agravamiento de la crisis migratoria regional por las caravanas de migrantes irregulares centroamericanos que, a partir de octubre de 2018, viajan sin visa y a pie a territorio estadounidense en desafío a las políticas antimigratorias del presidente Donald Trump.