Octubre 23, 2020
Clima
15°c Máxima
15°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Aun heridas abiertas por sismo de 2017

Población reconoce no estar preparada para enfrentar este tipo de desastres, a pesar de los esfuerzos que desde 1985 se hacen para enfrentar sismos 

Dato

No importa que tan preparado se este, ni el número de veces que se ha simulado para evacuar instituciones o viviendas, siempre prevalece el miedo

Miguel Á. García/Toluca 

Con miedo al evocar el recuerdo. Con una voz entrecortada por lo que se vivió y se sufrió. Así vive la población del Estado de México aún el recuerdo por  los sismos del 19 de septiembre de 2017, que dejaron a su paso 369 víctimas mortales en toda la República de los que 15 se contabilizaron en la entidad mexiquense. 

El escenario de tragedia que cumple este sábado su tercer aniversario todavía se recuerdan por sus miles de damnificados, y cuantiosos daños materiales en edificios públicos, así como en inmuebles comerciales y particulares.

La voz de los mexiquenses aún se desgarra al recordar cómo nos golpeó el fenómeno.

 “A fuera en la calle sobre avenida Morelos, todos los automovilistas se detuvieron se salieron de su coche,  empezaron unos gritaban, unos se desmayaban de eso si me acuerdo porque estaba de frente a una ventana” Eduardo Martínez, ciudadano de Toluca.  

 “Toda la gente estaba en pánico no se podía comunicarse con nadie y la escuela no nos dejaba salir hasta que ya se había acabado del todo el temblor”, Jacob Muñoz mexiquense.  

 “íbamos saliendo y de repente empezó a temblar, mis amigos y yo estábamos platicando tranquilamente y en ese momento vi los cables que se estaba moviendo y los árboles, empezaron a gritar las niñas, y los carros se empezaron a parar en ese momento me paniquié y me asusté porque no  me había tocado un temblor así de fuerte” Itaí Rueda, mexiquense   

Las 13 horas con 14 minutos de ese martes han quedado marcadas como una herida abierta  que a tres años de la tragedia todavía duele y provoca miedo.  

 “Estaba en mi última clase salía  a las 13:13 y voltee a ver a mis compañeros y de repente pues se estaba moviendo el segundo piso, todos dijeron está temblando y nos salimos corriendo, y como eran muchos grupos se juntó mucha gente en las escaleras y no dejaban pasar hasta que bajamos y vimos cómo estaba temblando” Jacob Muñoz mexiquense.   

 “Yo estaba en mi trabajo, estaba laborando en la segunda planta cuando de repente se comenzó a sentir como nunca se había sentido y lo primero que hice recordando las recomendaciones que nos hacen pues me puse abajo del marco de una puerta, es lo que  pude hacer porque como era mucho el movimiento” Eduardo Martínez, ciudadano de Toluca” 

Los  primeros instantes luego del movimiento telúrico, recuerdan, fueron los más complicados por la incertidumbre de cómo estaban y dónde estaban nuestros seres queridos.   

 “Mi hermana es enfermera estaba trabajando en el hospital primero de octubre del Distrito federal no teníamos noticias de ella, hasta que mi papá fue a la ciudad de México a ver que estaba pasando afortunadamente mi hermana estaba bien” Alejandra Mendoza,  ciudadana Toluca   

 “No tenía teléfono llegué a mi casa y en ese momento la fui a abrazar porque si sentí feo y  sentí mal pensé que le había pasado algo, abrace a toda mi familia porque estaban bien y todos empezaron a llorar porque pensaron ellos que me había pasado algo” Itaí Rueda. mexiquense   

Pese a la estela de desastre y tragedia que dejó a su paso el sismo de 7.1 grados de magnitud,  la mayoría reconoce que no estamos preparados para un único escenario de desgracia sísmica, pese al amargo recuerdo en la memoria de todos.  

 “Hemos hecho simulacros, ese mismo día hicimos uno temprano como a las 11 y esa vez todos estaba tranquilos pasamos sin empujar pero ya cuando fue el sismo verdadero todo se olvidó y empezaron a patearse” Jacob Muñoz mexiquense  

 “En este tipo de situaciones hay que tener mucho cuidado por lo menos visualizamos parte donde en alguna situación así nos podamos salir rápidamente y los simulacros en las escuelas y edificios públicos” Alejandra Mendoza,  ciudadana Toluca   

Así como los terremotos de 1985 se han quedado grabados en la memoria colectiva de los mexicanos, los sismos del 2017 vinieron a recordarnos lo vulnerables que somos ante los efectos de la naturaleza, por lo que todos coinciden en nunca olvidar para estar siempre alerta.  

La coordinación estatal de protección civil recomienda a la población generar un plan de emergencia a nivel interno, tanto de comunicación, puntos de encuentro de sus integrantes y en la medida de sus posibilidades tener una mochila de emergencia: con linterna, directorio de familiares, alimentos enlatados, documentos en US, agua, radio portátil, y cuadro básico de medicinas. 

“Toda la gente estaba en pánico no se podía comunicarse con nadie y la escuela no nos dejaba salir hasta que ya se había acabado del todo el temblor”

Jacob Muñoz