Septiembre 16, 2019
Clima
28°c Máxima
18°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Artículo

Retomando la senda del crecimiento y el desarrollo

IMPULSO/ Jorge Nuño Jiménez
In memoriam a mi amigo Leandro Rovirosa Wade, constructor del México moderno.
Por fin México retoma el rumbo del crecimiento y el desarrollo, lanzando a la basura las tesis neoliberales de Milton Friedman, que han mantenido al mundo, México y América Latina con un crecimiento marginal tal vez de 1.5 %, construyendo una inmensa fábrica de pobres, que deambulan integrando caravanas migratorias de norte a sur en busca de polos de prosperidad, que el sistema económico imperante les ha negado.

La población nos demanda hoy educación y salud gratuita y empleos bien pagados. Por más de 40 años “las teorías del estado y al desarrollo” fueron lanzadas al olvido para impulsar conglomerados de empresas privadas inspiradas en el “Consenso de Washington” con la creencia peregrina que son estas empresas las que conducirían a los países de la región a la riqueza y la prosperidad. Todo fue una ilusión, un sueño de una noche de verano, las repúblicas de América Latina en su conjunto quedaron marginadas y sus recursos naturales han sido saqueados.
Hoy el estado mexicano concibe y planea una nueva estrategia, basada en las “teorías del desarrollo”, con enormes obras de infraestructura e inversiones estratégicas cargadas de futuro, retomando el crecimiento económico.
Como testigo de primera fila, recuerdo que en la década de los 70 el entonces Presidente de la República Luis Echeverría viajo al territorio de Quintana Roo 12 días después de haber tomado protesta como Titular del poder ejecutivo federal, a esta región despoblada, llena de riquezas naturales que estaba olvidada. La intención fue impulsar uno de los proyectos turísticos más impresionantes del mundo, “Cancún”, paraíso para inversionistas de todo el mundo y captación de divisas. El 8 de octubre de 1974 aquel régimen decreto la creación de los estados de Baja California Sur y Quintana Roo para darle seguridad jurídica al impulso del turismo, actividad económica que hoy es nuestra industria sin chimeneas y segunda fuente de captación de divisas.
El gobierno federal anuncia un robusto proyecto de infraestructura de gran calado, con el objetivo de crear oportunidades de empleo y bienestar social para todo el país, dándole un nuevo empuje al sureste con un ambicioso desarrollo integral, beneficiando a los estados de Oaxaca, Veracruz, Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.
“El Corredor Interoceánico” unirá a dos océanos, a Salina Cruz con Coatzacoalcos Veracruz. “El Corredor Ecológico” en Texcoco donde se canceló la obra del aeropuerto, lo cual me obliga a recordar aquel viejo Plan Texcoco impulsando por el Ing. Leandro Rovirosa Wade que buscaba recuperar el Lago para evitar las tolvaneras que paralizaban el aeropuerto internacional. Este proyecto aumento la humedad para el Valle de México, regresando las aves migratorias. “El Santuario Cultural y Ambiental en las Islas Marías”, detonará la Investigación y creación de empleos. La ampliación del Drenaje Profundo en la CDMX conjurará el peligro de una inundación catastrófica en este Valle.
El “Tren Maya” unirá el corredor turístico y comercial del sureste. Con una nueva estrategia retomando el crecimiento, sin descuidar el equilibrio ecológico, que últimamente ha causado alteraciones graves en nuestra atmosfera especialmente la semana pasada. Estos proyectos impulsaran el crecimiento en un 2% a fines de año y un 4% al cierre de la administración. El “Programa sembrando vida” impulsará la cultura de comunidades sustentables y reactivará seguramente el campo, plantando 150 árboles por habitante. Este programa coadyuvará a disminuir la temperatura y reducir la emisión de CO2 con tecnologías que ya existen en México.