Enero 28, 2021
Clima
5°c Máxima
5°c Mínima

Arte Objeto como lenguaje estético

Reflexionan sobre tres importantes exposiciones: Arte objeto, Sutilezas del lenguaje y Línea de Horizonte.

IMPULSO/ Toluca

Marcel Duchamp, el artista más influyente del siglo XX, elevó el objeto cotidiano a categoría de arte, cambiando radicalmente la idea de belleza desde 1913.

En este contexto, se congregaron autoridades de la Secretaría de Cultura y Turismo del Estado de México, quienes charlaron con dos artistas multidisciplinarios, Bernardo Bernal y Gerardo Betancourt.

Ivett Tinoco y Rodrigo Flores Santín, realizaron un conversatorio que, por el confinamiento, llega a las y los mexiquenses gracias al programa Cultura y Deporte en un Click 3.0.

“En este concepto de arte, las piezas insólitas abrieron espacios importantes, los artistas se congregaron para hacer cosas en conjunto y propusieron la aparición de los objetos y de las acciones que no se consideraban artísticas”, expresó Bernardo Bernal.

“Los objetos encontrados, que no pasaban por los filtros tradicionales del arte en ese momento, cobraron importancia artística, así como los performances”, dijo.

 Bernal destacó que lo relevante de este proceso artístico que impacta en el espectador quien se cuestiona, ¿cómo se hizo?, ¿por qué lo hizo? y señalan que es una experiencia en la que se explora con el lenguaje artístico.

Asimismo, Bernal recordó tres exposiciones que se encuentran exhibidas, en Toluca, en el Museo de Arte Moderno, con la exposición “Arte objeto”, en la que 25 artistas dan muestra de sus objetos artísticos que cuentan con diferentes niveles de manufactura y en el Museo de Bellas Artes, “Sutilezas del lenguaje” de Rafael Cauduro.

Además, en Valle de Bravo, en el Centro Regional, se cuenta con la exposición del pintor Ricardo Rocha, quien perteneciera al grupo Suma, y dejara un importante legado artístico: “Línea de Horizonte”.

Por su parte, Gerardo Betancourt retomó palabras muy significativas, del propio Duchamp, al abordar el tema del Arte objeto, “les arrojé a la cabeza un urinario como provocación y ahora resulta que admiran su belleza estética”.

De perfil diseñador gráfico, y con especialidad en diseño textil, compartió sus experiencias como uno de los coordinadores del proyecto de tejido colectivo “El campo, mi manto”, en el que han participado aproximadamente 400 personas.

Es de referir que ésta es una muestra textil que ha recorrido países como Alemania y Colombia y cuyo proceso ha significado cinco años de colaboración. Es la valoración del espacio donde se vive, una pieza textil de aproximadamente 20 metros cuadrados que simboliza el campo para posteriormente ser instalada en espacios públicos.