Mayo 25, 2022
Clima
23°c Máxima
23°c Mínima

ÁRBOL DE MOSTAZA

Imelda Meza Parrilla*

Creatividad Colaborativa

Esta semana 500 líderes industriales de todo el país nos reunimos cómo se había hecho año con año en la Convención Nacional de Industriales Canacintra, tras una breve pausa en 2020, llegamos a Tampico, Tamaulipas.

Escuchamos, discutimos y re-iniciamos las actividades de networking de manera presencial, ya que esto permite el intercambio de experiencias y cercanía de las personas. Este foro ha sido de gran relevancia ya que se expusieron temas  en el área económica, salud, energía e innovación

Este último tema se pensaría que es algo nuevo, algo trendy, algo de moda,  sin embargo es el tema que ha movido al ser humano a ser más humano, hacer comunidad, hacer cultura, pasando por los avances de nuestros ancestros, los griegos, los romanos, la edad media, el renacimiento, el romanticismo, la era moderna, post-moderna, en donde los diversos ámbitos, del arte, cultura, arquitectura, medicina, filosofía, política y economía se han dirigido a desarrollar una constante con la mirada del beneficio social. Los grandes cambios se han hecho cuando se dejan de intereses particulares a crear un interés colectivo.

Por lo que ahora en esta década con rumbo al 2030 tenemos la gran oportunidad de cambiar nuestros hábitos y mindset hacia nuestras acciones para ver el beneficio colectivo como una gran área de oportunidad para el crecimiento y desarrollo de nuestra comunidad e industrias. Hacer una sustitución de mi IQ por WeQ, esto quiere decir que si trabajamos con las suma de las capacidades intelectuales grupales podremos resolver más fácil los problemas con los que nos enfrentamos. Por lo que hay que iniciar el  proceso de una economía de creatividad colectiva. Como sucede esto, es colocando un problema como el balón de volleyboll en donde se comparta cada reto y cada uno de soluciones en el tiempo a corto, mediano y largo plazo, las implicaciones económicas, políticas, ambientales, sociales,  los riesgos internos y externos, desarrollando un indicador que nos muestre la rentabilidad social. Existen diversas metodologías y las más utilizadas es Design Thinking, pero lo importante y relevante es que se desarrollen equipos de personas con compromiso, proactivas, con valores y con una voluntad férrea para buscar el cambio social, con un propósito en la vida.

Esta metodología te podrá ayudar a visibilizar el problema con mayor claridad y analizar las diversas aristas de alternativas solución para que puedas tener una mejor toma de decisiones.

La nueva economía ya no será de propiedad sino de creatividad, ideas y ejecución, es algo que la IA (Inteligencia Artificial) difícilmente alcanzará por lo que tenemos una gran área  de oportunidad para aprovechar nuestros talentos y capacidad para crear estos ecosistemas y redes de creatividad.

Por lo que me gustaría hacer un par de preguntas, ¿Cómo incrementamos nuestra capacidad de curiosidad?, ¿Cómo pensamos que podemos mejorar los productos que vemos a diario?, ¿Cómo motivo la creatividad con mi familia, mi equipo de trabajo?, ¿Qué intereses nos mueven?, ¿Cómo nutro mi imaginación y creatividad?

Por lo que, por último pondré alguna Bienaventuranza, “Bien aventurados los flexibles, porque no se romperán”.

*Pdta. de Canacintra Estado de México.