Diciembre 5, 2020
Clima
4°c Máxima
4°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Any Given Sunday, PreviosTemporada 2020.

Osos de Chicago.

Ernesto Hernández Alarcón

Una franquicia histórica y legendaria de la NFL que no ha podido llegar al Súper Bowl desde aquel ya distante 2007, cuando perdieron contra los Potros de Indianápolis de Tony Dungy y Payton Manning. Y casi treinta y cinco años cuando levantaron su único trofeo Vince Lombardi en aquel abigarrado Súper Bowl XX. El año pasado, las expectativas del equipo de la “ciudad de los vientos” eran altas, inclusive de campeonato, sin embargo, tanto Matt Nagy, su entrenador, como Mitchell Trubisky, su mariscal de campo, no tuvieron la capacidad de encaminar a esta escuadra a ese nivel esperado, terminando la campaña con un muy mediocre récord de 8-8. Por supuesto, se sintió como una temporada de fracaso y quizá por ello, la gerencia contrató a Nick Foles, quien como sustituto de lujo de Trubisky, le generará una “sana” presión y competencia. El costado defensivo, liderado por el sensacional Khalil Mack, es la parte fuerte de Chicago. Además, fue reforzada con las adiciones de Robert Quinn, apoyador externo, vía agencia libre proveniente de los Vaqueros de Dallas y el versátil secundario Kindle Vildor, vía draft colegial, proveniente de Georgia Southern, quien hará mancuerna con Eddie Jackson(¿podrá ser de impacto inmediato?El área de ataque es donde se requiere mayor ajuste (algo contrastante, siendo Nagy un coach con filosofía ofensiva), en especial con la línea ofensiva, que el año pasado permitió 38 capturas, siendo el sexto equipo que tuvo más más derribos de su pasador. Curiosamente, en el draft colegial no se decantaron por un liniero en su primera selección (que tuvieron hasta la cuarta ronda), sino por un ala cerrada: Cole Kmetde NotreDame;  la llegada de Jimmy Graham en teoría debe brindar profundidad en ese departamento. Fue hasta la séptima ronda donde escogieron a dos centros. El “back-field” es sólido con los corredores David Montgomery y Tarik Cohen, aunque su rendimiento en cierta medida dependerá de la eficiencia de la ya citada línea ofensiva. Conclusión: Existe mucha incertidumbre respecto a lo que podría ser esta temporada para los Osos. Su defensiva es poderosa, partiendo de ahí, deberían ser contendientes, empero, se encuentran en una división muy competitiva que además está repleta de mariscales de campo millonarios, así que será un año crítico para Mitchell Trubisky y por supuesto para Matt Nagy.

Leones de Detroit.

Por alguna extraña razón, en lo personal pienso que Matt Patricia es un buen entrenador y podría llevar lejos a esta escuadra tan gris -literal y metafóricamente hablando- de Detroit. De acuerdo, no pudo o supo ajustar la ausencia de Matthew Stafford del año pasado, sin embargo, en honor a la verdad, varios juegos de la temporada anterior se perdieron por circunstancia de mala suerte. Su récord 3-12-1 fue algo engañoso, aunque sin duda, al igual que Nagy, su margen de maniobra es muy estrecho. Para la presente sesión, los Leones fueron la escuadra de la división que presentó más movimientos, tanto en agencia libre como en draft colegial. En el primer rubro, Patricia y compañía trajeron un cuarto de su ex equipo (Patriotas): Duron Harmon, DB; Jamie Collins, LB; Danny Shelton, DT y Ted Karras, OL. Así mismo, incorporaron a Desmond Trufant, proveniente de Atlanta, para reforzar la defensiva secundaria, área que se vio afectada por la salida de su estrella Darius Slay. Por ello su primera selección, como era de esperarse, fue la de Jeff Okudah, CB, de Ohio State y quien presumiblemente es el mejor en su posición de su generación. En segunda ronda, seleccionaron a corredor Dandre Swift, de Georgia, quien podría apoyar al actual titular Kerryon Johnson. En las rondas tres y cuatro, fueron escogidos los guardias Jonah Jackson (Ohio State) y Logan Stenberg(Kentucky), respectivamente, con la finalidad de reestructurar una línea ofensiva que perdió algunos titulares en el mercado libre. Conclusión: En teoría, Matt Patricia tiene mucho material humano para trabajar y lograr un equipo competitivo, que incluye a un mariscal de campo de élite. Existen algunas dudas con la defensiva, en especial en el departamento de los apoyadores, empero, en términos generales cuentan con bastante talento. Ante una división tan reñida y de alto nivel, los Leones son el conjunto que más genera incertidumbre y por ello, el más impredecible.