Septiembre 16, 2019
Clima
17°c Máxima
11°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

Alimentos que apoyan tu inmunidad

IMPULSO/ Israel Guevara

México

Seguramente usted ha escuchado la frase, “Una manzana al día, mantiene alejado al médico”, y esto, no es porque la manzana sea mágica, sino porque es fuente de nutrientes que ayudan a mejorar nuestra salud, así como con el resto de los alimentos, excluyendo claramente a los que son procesados. La nutrición para mejorar la inmunidad es un objetivo popular en las tendencias actuales de alimentación. Para esto, se necesita una amplia variedad de alimentos integrales (que mantengan su integridad sin ser procesados) para crear una alimentación balanceada.

Los alimentos que apoyan su sistema inmunológico tienen un alto contenido de nutrientes. Eso significa que están cargados de vitaminas, minerales y fitonutrientes clave, por ejemplo; los betaglucanos, la vitamina C, las vitaminas del complejo B y el zinc son algunos de los nutrientes más importantes para la inmunidad.

Estos nutrientes en particular apoyan la función de las células del sistema inmunológico, como los neutrófilos, los macrófagos y las células citotóxicas. Mediante el apoyo a sus defensas naturales, la nutrición para la inmunidad puede ayudarle a mantener su salud. Seguramente se estará ya imaginando que son alimentos del otro mundo o difíciles de conseguir, pero no es así y la mejor noticia es que cada uno de ellos viene en un empaque saludable y delicioso.

Por ejemplo, los hongos han sido justificadamente relacionados con la salud inmunológica por su alto contenido de beta glucanos. Los beta glucanos son carbohidratos fibrosos (no digeribles para el ser humano) que están presentes en las paredes celulares de los hongos, las bacterias y otros materiales vegetales como la avena, pan de trigo integral y las algas.  Así como los derivados lácteos como el yogurt o los búlgaros.

Cuando usted consume alimentos ricos en beta lucanos, su sistema inmunológico se fortalece. Los beta glucanos son agentes inmunoestimulantes, lo que significa que apoyan la función y la capacidad de respuesta de las células inmunológicas. Estos micronutrientes apoyan la actividad normal de los neutrófilos, los cuales ayudan a mantener su salud.

La actividad de los macrófagos (un tipo de glóbulo blanco) también es estimulada por la presencia de los betaglucanos. Juntos (y con la ayuda de los beta glucanos), los neutrófilos y los macrófagos desempeñan una importante función en el mantenimiento de su salud inmunológica.

Por otro lado, la vitamina C es un poderoso antioxidante, aunque también es esencial para una buena función inmunológica, esto es debido a que los neutrófilos (otro de los cinco principales tipos de glóbulos blancos) tienen una alta concentración de vitamina C. La usan para reducir los radicales libres y otras especies tóxicas de oxígeno para protegerse cuando salen a proteger su salud.

La presencia de vitamina C también produce tanto la activación como la maduración de los leucocitos. Estas importantes células inmunológicas son parte de las defensas naturales de su cuerpo que hacen que usted se sienta de lo mejor. Trabajando de forma paralela con los anticuerpos, los leucocitos pueden dirigir a otras células de su sistema inmunológico. Esta función esencial ayuda a mantener una inmunidad saludable.

Las principales fuentes de vitamina C son las frutas cítricas, como la fresa, naranja, toronja, limón y el kiwi, por lo que sería conveniente incluirlos en tu dieta, así como algunas verduras como el brócoli o los pimientos.

Alimentos que apoyan tu inmunidad
Alimentos que apoyan tu inmunidad

Por otro lado, las vitaminas del complejo B cumplen este propósito gracias a que apoyan un metabolismo saludable y ayudan a producir glóbulos blancos. Asimismo, el zinc apoya el desarrollo de células inmunológicas y actúa como antioxidante, defendiendo su cuerpo mediante la destrucción de los radicales libres.

Las vitaminas del complejo B se encuentran en fuentes de origen animal, como los pescados, el hígado de res, el pollo, la carne de pavo y el huevo. En el caso del zinc, se encuentra en mayor proporción en los mariscos; las ostras, cangrejo, almejas, langosta, camarón y en los frutos secos como las nueces, almendras, castañas, pistaches, por mencionar algunos.

Como podrás darte cuenta, no se necesita comprar las vallas más caras o difíciles de tener acceso, sino mantener una dieta variada en la que incluyas los alimentos mencionados y de preferencia lo menos procesados posibles.

¡Buen provecho! En el transcurso del proceso de mantener una salud radiante.

Referencias.

Effects of beta-glucans on the immune system. Medicina (Kunas). 2007;43(8)

Vitamin C and Immune Function. Nutrients. 2017 Nov 3;9(11)

Immunity in depth. The Linus Pauling Institute.

Zinc in human health, effect of zinc on immune cells. Molecular Medicine. 2008 May-Jun; 14(5-6)

Trained immunity: a program of innate immune memory in health and disease. Science. 2016 Apr 22;352(6284)

Israel Guevara
Nutriólogo y apasionado estudiante de nutrición, emprendedor y visionario por convicción, amante del ejercicio físico y enemigo público de la desinformación.