Julio 1, 2022
Clima
20°c Máxima
20°c Mínima

Alertan sobre consumo de botanas y bebidas azucaradas

  • La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición revelo que de 2018 a 2020 la obesidad creció 90% en niños de entre 5 y 11 años de edad.

El consumo de alimentos procesados y ultraprocesados, ligados al sobrepeso y obesidad, creció significativamente en dos años, al grado de que 56% de los niños mexicanos de 1 a 4 años ingieren bebidas azucaradas y 42% consume botanas, dulces y postres, cuyas consecuencias impactarán en la salud pública, convirtiéndose en otra pandemia por atender, alertó la maestra en Ciencias de la Salud con énfasis en Nutrición Humana de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), Annarzhvaelig García Abarca.

La investigadora citó los resultados de la última Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT), donde se destaca que, en la población de 5 a 11 años de edad, entre 2018 y 2020 el porcentaje de sobrepeso y obesidad pasó de 19.6% a 37.2%, es decir, hubo un crecimiento de 17 puntos porcentuales, lo cual obliga a tomar cartas en el asunto. 

La profesora de tiempo completo de la Facultad de Medicina de la UAEM expresó su preocupación por ser alto el porcentaje de niños que se está formando hábitos de consumo con productos no saludables y conforme avancen en sus etapas de vida, estarán propensos a desarrollar sobrepeso, obesidad y las complicaciones que esto genera como: diabetes, hipertensión y enfermedades cardiovasculares.

Refirió que ENSANUT muestra que la presencia de diabetes en la población de 20 años en adelante aumentó de 10.3% (en 2018) a 15.6% (en 2020), casi cinco puntos porcentuales en dos años y la tendencia seguirá al alza. La hipertensión se acrecentó de 18.4 a 30.2%; mientras que el colesterol alto pasó de 18.5 a 21.6%.

García Abarca comentó que a raíz del confinamiento por la pandemia de Covid-19, se eligieron más productos procesados y ultraprocesados, debido al cierre de lugares donde se preparan alimentos más naturales y por lo práctico que resultó a la ciudadanía pedir artículos en línea.

La presencia de diabetes en población de 20 años y más aumentó 50% y la tendencia es al alza. La hipertensión 64% y el colesterol alto creció 17%

El problema, dijo, es que este tipo de productos tienen nutrimentos críticos, los cuales se asocian con dietas proinflamatorias que provocan diferentes patologías, como la resistencia a la insulina, considerado el primer camino que lleva a la presencia de la diabetes tipo 2.

Asimismo, indicó que la presencia de sodio, grasas saturadas y el elevado contenido energético, favorecen la hipertensión, misma que se asocia a una deficiencia en la circulación y también está ligada a los problemas cardíacos.

Por tanto, la catedrática insistió en que estamos ante una alerta de salud pública, inclusive desde hace años la Organización Mundial de la Salud consideró a la obesidad como una emergencia sanitaria, la cual antes sólo era para enfermedades infecto-contagiosas, pero “ahora en lugar de avanzar hemos retrocedido y es un problema que se debe atender a corto plazo”.