Julio 12, 2020
Clima
21°c Máxima
21°c Mínima
Dólar
Compra 0.00
Venta 0.00
Euro
Compra 0.00
Venta 0.00

A regular el outsourcing

Martí Batres

Desde el periodo ordinario pasado, las comisiones de Trabajo y de Estudios Legislativos Segunda del Senado, aprobaron por unanimidad el dictamen que regula el llamado outsourcing, delimita en qué casos es legal y sanciona su aplicación ilegal.
En aquel momento, diversas voces se alzaron y demandaron la implementación de un Parlamento Abierto para expresar sus puntos de vista antes de que el dictamen pasara al pleno.
Hace dos días se realizó el Parlamento Abierto. Participaron setenta ponentes de la academia, el mundo empresarial, el sector obrero y el poder público. Aunque exigieron su realización, no se presentaron al mismo los titulares del Consejo Coordinador Empresarial, la Coparmex y la Confederación de Trabajadores de México.
Sin embargo, el Parlamento fue todo un éxito.
El presidente del Colegio de Derecho del Trabajo de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México, Enrique Larios, señaló que la figura del outsourcing no corresponde al campo del derecho laboral, sino que compete al campo del derecho mercantil, por lo tanto es extraña a los principios que guían el derecho social, pues convierte al trabajador en una cosa que puede ser transferida de un empleador a otro.
El abogado Marco del Toro acusó cinismo de quienes argumentan que el outsourcing es necesario para dejar de pagar el reparto de utilidades a los trabajadores (PTU). Añadió que con el outsourcing ha surgido un gran grupo de nuevos ricos que incluso están creando medios de comunicación.
Héctor Márquez Pitol, de Manpower Group, señaló que es pertinente hacer de una vez esta reforma para ya deslindar perfectamente el outsourcing legal del ilegal.
Héctor de la Cueva, del Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical afirmó que el problema no es sólo el outsourcing, sino toda la destrucción del trabajo a través del pago por hora, contratos temporales, primer empleo sin derechos.
Francisco Hernández Juárez observó que en 2012 se dijo que con lo que se incorporaba en la Ley Federal del Trabajo en ese momento era suficiente para impedir la expansión de outsourcing ilegal; pero no fue así. Explicó la simulación de algunas empresas que declaran tener un solo trabajador para subcontratar a todos demás.
El abogado laboralista Óscar Alzaga señaló que si se trata de copiar políticas laborales de otros países se debería comenzar por copiar los elevados salarios que se tienen en los EU.
El director general del IMSS, Zoé Robledo, señaló algunas consecuencias del outsourcing como el subregistro ante el IMSS, el subregistro del pago del IVA, la diferenciación salarial o la ausencia de registro de antigüedad de los trabajadores, etcétera.
El propio senador Napoleón Gómez Urrutia y otros advirtieron que las prácticas ilegales de subcontratación fomentan el abaratamiento de la mano de obra, la disminución de las prestaciones laborales, la discontinuidad de los servicios sociales, la falta de ahorro para la jubilación y que hay un incentivo negativo: el que viola la ley gana más.
Los empresarios insistieron en crear un registro de empresas subcontratistas y evitar la retroactividad.
En la reunión que tuvo el Presidente de la República con los senadores de su coalición mencionó tres puntos para este periodo de sesiones: Amnistía, outsourcing y programas sociales. En el caso del outsourcing sólo pidió que se escucharan todas las opiniones.
El Parlamento Abierto ya se hizo. Ahora los defensores del outsourcing ilegal hacen intenso lobby en el Senado para que ninguna reforma no pase…